Conéctate con nosotros

Fútbol Internacional

México anula los ascensos y descensos de la Liga MX

El fútbol de México ha extinguido el ascenso y descenso deportivo. La medida, además de restringir un principio de competitividad por las próximas cinco temporadas, golpeará a los futbolistas que actualmente juegan en Segunda División. La decisión estuvo motivada, según Enrique Bonilla, presidente de la Liga, por la inestabilidad económica que enfrentaban los clubes. La emergencia sanitaria de la covid-19 ha sido el tiro de gracia para devaluar a la competición.

El runrún de suspender el ascenso y descenso en México tiene un par de años de discusión. Los clubes que apoyaban la decisión buscaban blindar sus inversiones en Primera División. En marzo de 2018, los directivos eliminaron el descenso por dos años y permitieron que el equipo que terminara como último durante los torneos cortos pudiese ganar una especie de multa de seis millones de dólares. Pero la medida de entonces dejaba la puerta para ascender a los entonces 16 clubes. La discusión sobre eliminar el mérito deportivo en la Segunda subió de tono este año. La crisis del coronavirus, que paró en seco el fútbol en México la segunda semana de marzo, ha motivado a los dueños a suspender la actual temporada en Segunda y a rescatar económicamente a los 12 equipos.

Enrique Bonilla, que preside la Liga MX, ha dicho que en las últimas temporadas la asistencia por partido en la Segunda División era de 5.000 aficionados y que “varios de los clubes están cerca de la quiebra”. Los clubes tienen, agregó, que cubrir un déficit anual de 25 millones de pesos (poco más de un millón de dólares). Los equipos recurrirán a un fondo de emergencia de la propia división del cual cada institución recibirá 20 millones anuales por los próximos cinco años, como parte del fondo de contingencias de la división y habrá un apoyo de otros 60 millones para cada uno. Bonilla ha propuesto a los dueños de los equipos de Segunda categoría debatir los lineamientos de una nueva competición, sin ascenso y con una vocación formativa de jugadores. Eso, según acusan los futbolistas de Segunda, no será atractivo para los inversores y menos ante una inminente crisis financiera mundial.

En la última semana, tras las discusiones de los dirigentes del fútbol mexicano, se planteó reemplazar la Segunda División por una competencia de juveniles de máximo 23 años. Eso representaría que más de 230 jugadores quedarían en el limbo. Sin embargo, el mensaje de Bonilla no abordó ese punto. La incertidumbre en los últimos desató la furia de los futbolistas y la trasladaron a sus redes sociales. “¿Y si también se da por terminada la Liga MX y el que pague más dinero que se quede con el campeonato? ¿Se podrá?”, reprochó Darío Carreño, futbolista de Venados. “Nos tratan como basura a los de abajo”, dijo Alejandro Vela, hermano del exjugador de la Real, Carlos Vela. “Sentí que se me faltó al respeto como deportista. Se aprovecharon de esta situación [la crisis sanitaria]”, agregó. El gremio de futbolistas replicó un mensaje reprobando la medida: desde los jugadores de Segunda hasta los que juegan en Europa, como Charlyn Corral y Héctor Herrera del Atlético de Madrid.

“Como está la situación no creo poder jugar fútbol, a menos de que salga del país. No creo que sea la opción de muchos. Estamos preocupados y desilusionados. Esto no pasa en ningún lado del mundo. Los directivos solo cuidan sus intereses”, cuenta a este diario Sergio Terán, futbolista de 27 años que juega en Correcaminos, en el norte de México. “Desde nuestras casas, sin levantar la voz, sin ir hasta la Federación todo es muy complicado”, agrega.

“A los futbolistas que entren en los requisitos de la “nueva Liga” prepárense para jugar solo por dinero, porque desarrollo, competencia, ambición de ganar, de buscar la gloria deportiva simplemente no existirá”, escribió Alejandro Vela. Hace un año, en la Segunda División, todo pintaba bien con Diego Armando Maradona dirigiendo a los Dorados de Sinaloa y levantando la venta de taquillas en los estadios. La competición también se convirtió en un oasis para varias ciudades golpeadas por la violencia de México, como los Correcaminos en Ciudad Victoria (Tamaulipas) o el los Bravos de Ciudad Juárez, en su momento. Los dirigentes mexicanos han sepultado, de momento, la Segunda División.


Entra al sitio oficial del INDE en facebook



Entra al sitio oficial del INDE en facebook

descargar-revista

descargar-revista



Actualidad

Antorcha TV






Más en Fútbol Internacional

>