Conéctate con nosotros

Deportes

Iker, un año después del infarto

«Lo importante es estar aquí», dijo Iker Casillas horas después de sufrir el infarto. Dos semanas más tarde negó que se fuera a retirar y en agosto fue inscrito en la Liga lusa. Un año después del accidente vascular, Iker ya no ve el fútbol a ras de césped, sino que quiere seguir desde los despachos.

«Un corazón vencedor», como rezaban las pancartas en el Estadio do Dragão tras el infarto, que ahora busca «ideas nuevas» para el fútbol español, ya que «volver a jugar va a ser difícil», le reconocía a Miguel González «Michel» la pasada semana en una conversación pública en las redes sociales.

Las primeras palabras del guardameta, visiblemente emocionado, a su salida del hospital ya vaticinaban que su futuro iba a cambiar. «Es difícil hablar, pero tengo que estar agradecido porque he tenido mucha suerte«, decía entonces, y no dudaba en asegurar que su futuro profesional era «incierto», destacando en todo momento que lo importante era estar vivo, y estar bien. Desde ese momento, como el mismo ya presentía entonces, el deportista no ha podido dedicarse de forma activa a su gran pasión, el fútbol. «Son retos que te pone la vida y lo importante es que estoy aquí disfrutando de este momento», dijo Casillas unos meses después durante un acto en las instalaciones del Club de Fútbol Pozuelo, en Madrid.

Iker sabe que «volver a jugar va ser difícil», y así lo aseguró recientemente en una charla virtual con su excompañero del Real Madrid Michel: «Hace un mes hice una prueba de esfuerzo y fue bien. Tenía una cita con el médico en abril, pero no ha podido ser». La razón que impidió que acudiera a esa cita médica fue la irrupción de la pandemia del coronavirus en nuestras vidas. Una crisis sanitaria que, como a todos, le preocupa: «Quiero presentarme a la presidencia de la Federación, pero lo importante es acabar con la pandemia«, respondía a la pregunta sobre su próximo futuro.

‘Slow life’, vida en calma

Iker y su familia llevan en Oporto una vida tranquila, slow life, como le gusta decir a Sara, en su casa con vistas al Atlántico, y por la que han pasado algunos amigos como Paula Echevarría y MIguel Torres. Allí hemos visto a sus hijos merendando o haciendo los deberes, cocinando o leyende cuentos; a Sara leyendo o disfrutando de las magníficas vistas al mar… Durante el cofinamiento la familia ha mantenido sus tranquilas rutinas cotidianas. Aunque fue hace pocos días, cuando Iker sorprendía con un mensaje en las redes sociales: ‘Semana importante para mí en lo personal, se acerca un día muy especial en mi vida…‘, escribió el portero. Un mensaje que borró minutos después pero que generó un gran revuelo entre sus fans. 


Entra al sitio oficial del INDE en facebook



Entra al sitio oficial del INDE en facebook

descargar-revista

descargar-revista



Actualidad

Antorcha TV






Más en Deportes

>