Conéctate con nosotros

Noticias Deportivas

Bills y Bengals se topan de nuevo tras sobresalto por Hamlin

La única vez que Josh Allen y Joe Burrow se toparon en un terreno de juego, la imagen de Damar Hamlin luchando por su vida tras colapsar sobre el césped de Cincinnati convirtió el partido en un espejismo trágico.

Tres semanas después, habrá finalmente un nuevo enfrentamiento entre los Bills de Buffalo y los Bengals de Cincinnati. Y será por la supervivencia.

Hamlin — quien desde entonces se recupera satisfactoriamente e incluso ha visitado las instalaciones del equipo — se ha convertido en la bandera de unos Bills que llegan al partido del domingo como el equipo más equilibrado de la NFL.

El paro cardíaco sufrido por el joven safety de los Bills, también se ha convertido en una fuente de inspiración para los Bengals, aunque sea de manera indirecta. La cancelación del encuentro llevó a la liga a tomar varias medidas, incluida la de designar una sede neutral para un hipotético duelo entre Kansas City y Buffalo en la Final de Conferencia.

Los boletos salieron el miércoles a la venta en lo que el running back de Cincinnati Joe Mixon calificó como “una falta de respeto” para los campeones defensores de la Conferencia Americana.

Burrow, Mixon y el resto de los Bengals buscarán ganarse ese respeto en el campo de los Bills, un escenario que a lo largo de la historia se ha convertido en una de las fortalezas más sólidas de la NFL como lo muestra su registro en casa de 13-1 en la postemporada desde 1970.

Los Bills llegan al encuentro montados en una racha de ocho victorias y con la segunda mejor ofensiva y defensiva en puntos totales como escudo. Con Allen al mando, Buffalo ha anotado al menos 32 puntos en cada uno de sus últimos cuatro partidos.

Quizás el mejor augurio para los Bills sea el hecho de que han encontrado el camino a la victoria a pesar de que han perdido al menos tres balones en cada uno de sus últimos tres partidos, en los que Allen ha lanzado cinco intercepciones en total.

Pero deben tener cuidado de no darle oportunidades ni posesiones adicionales a unos Bengals que están armados para cualquier tiroteo. Burrow y el explosivo receptor Ja’Marr Chase encabezan la quinta mejor ofensiva aérea de la liga, han comandado a Cincinnati a nueve triunfos seguidos y saben lo que se requiere para ganar en playoffs.

Después de todo Burrow, con apenas 26 años, ya es el quarterback con más triunfos en postemporada en la historia de la franquicia.

Pero Burrow y los Bengals necesitan sacudirse la mala presentación del domingo pasado, en la que acumularon apenas 234 yardas totales y 183 por la vía aérea. La tarea luce particularmente complicada ahora que perdieron a su tercer miembro titular de una línea ofensiva que fue mejorando progresivamente durante toda la campaña para mantener a su quarterback de pie y en una sola pieza.

El domingo no tendrán ese lujo ante una defensiva que acumuló 40 sacks, fue la segunda mejor en zona roja y la cuarta en robos de balón con 27. Sin embargo, Buffalo también acusa lesiones clave. No tiene a su líder en capturas Von Miller desde la semana 11, y su defensiva secundaria carece de variantes ante las ausencias de los safeties Micah Hyde y Hamlin.

Si bien Buffalo no pierde en casa en los playoffs desde 1996, los equipos visitantes han ganado cuatro de los últimos cinco partidos en la ronda divisional de la postemporada, incluyendo los Bengals la campaña anterior.

Actualidad

Antorcha TV





Más en Noticias Deportivas

>