Conéctate con nosotros

Béisbol

El racismo visto desde un pelotero guatemalteco en Estados Unidos

Esta es una nota de Distrito Deportivo que compartimos:

El beisbolista guatemalteco Alejandro “el Brujo” Amézquita estaba listo para afrontar su segunda temporada con los Alpine Cowboys en la Pecos League pero debido a la pandemia de COVID-19, la liga se suspendió. Él permanece en tierras norteamericanas y nos platica sobre su experiencia con el racismo que se vive dentro y fuera de los diamantes de béisbol en los Estados Unidos.

¿Qué opinas del racismo?

Me ha tocado vivirlo. Al principio se siente feo porque se siente que están en contra tuya sin haberte conocido. No es humano. El racismo se vive de diferentes maneras, tanto del país de donde sos, del color de piel que tenés, incluso por tu estatura y cosas por el estilo.

En el béisbol, con la entrada de Jackie Robinson, el primer jugador de color en Grandes Ligas, se fue apaciguando un poco. Pero se sigue viviendo eso aquí. En el interior del equipo y en el interior de la liga es algo que parece que se controla, pero sigue habiendo.

¿Has sufrido racismo o discriminación en algún momento de tu carrera en Estados Unidos?

Cuando vine a los Cowboys el año pasado, el racismo era mínimo pero era muy notable. Lo notamos incluso con nuestro manager, en los primeros tres o cuatro juegos ninguno de los cuatro latinos que estábamos en el equipo tuvo acción en ningún partido.

Hubo ocasiones en las que algún estadounidense estaba haciendo mal su trabajo y el jugador latino que jugaba en la misma posición tenía la oportunidad de jugar, pero él prefería meter a otro estadounidense aunque no jugara esa posición.

Cuando nos tocó jugar con equipos en donde habían cinco, seis o siete latinos en el equipo; ellos nos decían que vivían lo mismo, que los managers estadounidenses los dejaban afuera del lineup y que cuando tenían la oportunidad de meterlos, no lo hacían.

¿Platicaron esa situación con el entrenador?

Las primeras dos semanas estábamos esperando a ver qué pasaba pero conforme fueron pasando las semanas, silenciamos todo con nuestros números y nuestras acciones. Cuando se nos dio la oportunidad, lo hicimos mucho mejor que los estadounidenses.

Poco a poco, nuestros compañeros de equipo nos fueron metiendo más al grupo. Incluso algunos nos llegaron a pedir perdón por las personas que se notaba que nos trataban mal.

Pero el manager fue diferente, casi ni se comunicaba con nosotros. Fue hasta a mitad de temporada que uno de los venezolanos de nuestro equipo se cansó y se le acercó al manager y le preguntó qué estaba pasando, le preguntó por qué nos tenía tanto odio. Con sus palabras y en cierto modo, lo admitió. Prácticamente nos dijo a la cara que había sido racista.

¿Cuánto afectan estas actitudes en tu rendimiento deportivo?

Yo lo tomo positivo porque me hace más fuerte para demostrarles que yo sí puedo, independientemente de quién sea, de qué color sea, si sea flaco o gordo.

¿Hablas de este tipo de temas con tus compañeros de equipo?

Si, siempre tenemos opiniones divididas pero al final siempre tenemos la misma conclusión, que independientemente si sea deporte o vida personal, no debe de ser así.

¿Hay algún problema racial en la ciudad en donde estás viviendo?

Yo estoy viviendo en Alpine, Texas. Es una ciudad muy pequeña, diría yo que es como la mitad de zona 1 (de la Ciudad de Guatemala). Ahorita se ve muy poco, pero mis amigos me comentan que años atrás había un increíble problema de racismo en esta ciudad.

Yo fui a conocer las escuelas que antes funcionaban, había una escuela para los mexicanos y otra para los estadounidenses. Antes era tanto el racismo, que así lo hacían. No se podían ni voltear a ver porque se odiaban. Eso fue hace como 40 o 50 años, no fue hace mucho.

¿Qué opinas de las protestas que hay en los Estados Unidos?

La violencia no resuelve violencia, pero si es así como el gobierno de Estados Unidos se va a dar cuenta, pues qué otra manera va a haber.

La gente afroamericana ya está cansada de lo que está pasando, porque no solo se vive en un lado sino se vive en todo Estados Unidos y si no quieren escuchar de la forma pacífica pues quiénes somos nosotros para detener ese enojo que viene de años.

¿Te han dado ganas de formar parte de las protestas?

No, porque se vuelven muy violentas. Se empieza pacíficamente pero siempre hay alguien que lo convierte en bulto, uno por tratar de ayudar, va a terminar perjudicado. He visto en videos que la gente termina lastimada o terminan presos, aunque no sea tu culpa, parás preso porque estás allí.

A mi me gusta más ayudar si se presenta una situación de frente a frente. Aquí una vez había una señora de setenta y pico de años y un estadounidense que estaba trabajando en una tienda, en vez de ayudarla a salir, solo le dijo que “se apurara a salir porque estaba retrasando la fila”.

Esa vez yo le dije al trabajador de la tienda que era un estúpido y que ayudara a la persona a salir si tanta era su necesidad de sacarla rápido. Le dije eso y la ayude a salir. Ella era estadounidense pero tenía apellido latino.

De el autor:

Allan Agustín es un Periodista deportivo nacido en Guatemala. Creador de Distrito Deportivo. Con experiencia en cobertura de Juegos Panamericanos, eliminatorias europeas de la FIBA, NBA, UFC y partidos de fútbol en Europa, México y Guatemala.


Entra al sitio oficial del INDE en facebook



Entra al sitio oficial del INDE en facebook

descargar-revista

descargar-revista



Actualidad

Antorcha TV






Más en Béisbol

>