Conéctate con nosotros

Noticias Deportivas

Hallan un cuchillo con sangre en la casa de O.J. Simpson

El caso O.J. Simpson vuelve a copar titulares en Estados Unidos por una historia bizarra y surrealista.

Durante la demolición de la casa del exjugador de fútbol americano y estrella de cine, en 1998, un obrero habría encontrado un cuchillo con marcas de sangre enterrado en la finca, informó la web TMZ.

El trabajador entregó el arma inmediatamente a un policía que estaba en su día libre y ejerciendo como miembro de seguridad del rodaje de una película en una casa de los alrededores de la propiedad.

El problema es que el agente decidió no entregar a la Justicia la que puede ser la prueba que faltó en el mediático juicio donde el jugador fue declarado inocente.

Todo porque quería tenerla enmarcada y colgada en la pared de su casa como una especie de souvenir macabro de uno de los casos más controvertidos de la historia del país.

En enero de 2016, el policía – ya jubilado – llamó a un excompañero preguntando sobre el número del caso, para grabarlo en una placa que él planeaba poner en el marco que llevaría el cuchillo en el salón de su casa.

Indignado con lo que le había contado, el agente le denunció a sus superiores que fueron a su casa y le obligaron a entregar el posible arma del crimen.

Según TMZ, la policía lleva 3 meses investigando el cuchillo y haciendo todo tipo de pruebas para certificar que se trata o no del arma que mató a la exnovia de OJ Simpson, Nicole Brown, y su pareja, Ronald Goldman, el 12 de junio de 1994 en la casa del exjugador.

O. J. Simpson no pasó ni un solo día en la cárcel por aquel crimen.

Fue absuelto en 1995 tras 134 días de juicio después de menos de tres horas de deliberaciones del jurado. Sin embargo, en un amplio sector de la sociedad estadounidense, quedó la sensación de que no se había hecho justicia.

Si las pruebas encuentran ADN de Simpson en el arma, el caso puede ser reabierto y el exjugador, juzgado por lo que se denomina double jeopardy (principio de non bis in idem), que es cuando se puede volver a juzgar un acusado por unos mismos hechos ya sancionados.

Simpson está en prisión desde 2008, cumpliendo pena de 33 años por robar viejos trofeos suyos que había vendido a una tienda de empeños y apalear a la persona que intentaba venderlos en un hotel en Las Vegas.

El exjugador podría salir el mismo año que viene con libertad condicional.

Entra al sitio oficial de Gallo y mira Promos y más

Recibe gratis nuestra revista ¡Suscríbete!





Actualidad

Antorcha TV






Más en Noticias Deportivas

>