0000-0000 correo@antorchadeportiva.com
Antorcha Deportiva

Marcos Reichert a toda velocidad

Se el primero en compartir

Marcos Reichert, el actual líder del Campeonato Nacional de Motovelocidad y uno de los máximos exponentes de este deporte en nuestro país, cuenta
que su pasión por las motos viene desde que era un niño, ya que don Rodolfo y doña María Irene, sus papás, le transmitieron el amor por los caballos de
acero. “Recuerdo que a los 8 o 9 años tuve mi primera moto, era mi pasatiempo favorito”, recuerda.
Reichert empezó a brillar desde muy pequeño. A los 12 años ya conducía una 85 centímetros cúbicos mientras practicaba motoenduro y a los 16 una 125 cc y una 250. “Como todo patojo que le gustan las motos, yo quería estar en Enduro, aunque mis papás me advertían del peligro que supone, pero a mi me gustaba lo intrépido que era”, confiesa.
En el 2005 y 2006 se coronó campeón nacional de Supermoto, una modalidad que se corrió solo esos años, pero su salto a la velocidad se había dado en el 2004 por una casualidad, ya que su papá era uno de los miembros de la Federación y lo invitó a que se uniera al Campeonato de ese año porque no habían muchos participantes. “Me dijo que le hiciera ganas, como decimos (sonríe), así que no me pude negar, sin saber que allí encontraría mis mejores satisfacciones”, asegura Marcos.
El año de su debut fue campeón nacional en la categoría 600 cc Super Stock y en el 2005se coronó en 1000 cc Super Bike, título que repitió en 2007 y 2009,
entre otros galardones. El prestigio y la experiencia que Reichert atesoró en esos años le permitió competir fuera de nuestras fronteras, específicamente en Estados Unidos, en circuitos importantes como el de la ASRA (American Sportbike Racing Asociation) o la AMA (American Motorcycle Asociation). Además en el 2009 llegó uno de sus mayores logros, cuando fue campeón latinoamericano en los 1000 cc Super Bike. “Correr en el extranjero era un paso que estaba consumando,
ganar prestigio en campeonatos importantes y que sonara el nombre de Guatemala, lamentablemente es muy caro mantenerse afuera, además ya extrañaba mi
país, así que en el 2010 decidí volver”, agrega.

Un accidente que lo marca
Pero el destino le tenía preparada una mala pasada. En la segunda fecha del Campeonato Nacional del 2010 sufrió un accidente en el autodromo Pedro
Cofiño que por poco le cuesta la vida. “Iba a 220 kilómetros cuando perdí el control y me fui al suelo, me arrastré no se cuántos metros, me fracturé
el brazo, la cadera y el femur. El dolor que sentía era intenso, y solo en ese momento, cuando me trasladaban de Escuintla a la capital, me dije que
jamás volvería a corer”, rememora. La recuperación fue larga y pese a que le colocaron dos placas y 18 tornillos en el brazo, la “cosquillita”
por subirse a una moto volvió a aparecer. “Varios de mis amigos y mis conocidos me decían que estaba loco, pero me sentía bien y tras un año en terapia,
tomé la decisión que era hora de volver en el 2011. Fue difícil, pero al final di la pelea hasta la última fecha, cuando perdí el título”, dice quien después de
14 operaciones estaba de regreso.

Su rivalidad con Beltranena

Precisamente el Campeonato Nacional del 2011 lo perdió frente al actual monarca, Xavier Beltranena, a quien lo unía una amistad que luego se convirtió en rivalidad. “Con Xavier fuimos compañeros en Honda durante 4 años, corríamos juntos e incluso yo le daba algunas sugerencias, pero cuando él empezó a destacar y ya no compartimos equipo, nació una rivalidad que él se la tomó muy a pecho, muy personal, al extremo que me borró de su lista de amigos y ya no nos hablamos. Y bueno, pues allí estamos otra vez en la lucha este año para ver quien se lleva el título”, dice Reichert sobre su máximo rival. Marcos dice que todavía siente las secuelas del accidente, pero que la idea es volver a retomar el nivel competitivo que tenía para salir a competir al extranjero como en los mejores años. “Trabajo duro para eso, he tenido que superar muchos obstáculos, además del accidente, para regresar a la competencia, como la aparición de dos hernias en un disco vertebral que me tuvieron a punto del retiro. Pero no dejo de entrenar y soñar, ya que esta es mi pasión y voy a seguir hasta donde el cuerpo aguante”, finaliza.

(Visited 1 times, 1 visits today)
Sobre el autor

Deja un comentario

Connect with Facebook

*